31.12.12

chita

qué me estará por pedir
que me persigue
esta lechuza -
decía la abuela
diciéndome a mí

las más de las veces era
la sopa de apio
o toda una vida
para entender la metáfora



9.10.12

al hijo


ser recelado es ese trabajo comenzado
incluso antes de la primera conversación sostenida
luego verás
que brindar sensación de profundidad 
incluye beneficios:

“descubrí cosas diferentes”
“no hay que guiarse por la primera impresión”
“te di una oportunidad”

y se enamoran de solo eso
agradeciendo hayas tejido una fantasía
para ufanarse haciéndose otra
la del descubrimiento
como dándose para sí una verdad

28.6.12

recursivo




El secreto de la justicia en el amor es la anulación de todos los derechos, y a eso apunta calladamente el amor.
T. Adorno

a centímetros de tu espalda
la calma chicha
-se testifica -
en la división emocional del trabajo
los que tienen espalda
hacen sufrir
y los otros apenas manos
que en fuerza temibles
si se juntan
les dan sosiego
hasta su descanso

a espalda traviesa
cuando acabo el trabajo
pienso en mañana
mudar los muebles
para cambiar el conflicto
desde la escena

tu ronquido me vuelve a la realidad
de pensar en otra cosa
en la continuidad de la calma
insisto, juro mañana cambiar
los muebles de lugar
y lo mismo después
más luego
a largo plazo en sacrificios fijos
en la mudanza haré mi espalda propia
y que la tortilla se vuelva

hasta donde sé
una revolución se contenta
con alterar el beneficiario del masaje



23.5.12

haberes

Y te echo.
Y te he hecho.

Hay una pequeña variación
para toda la poesía.

10.5.12

le lieu des plaisirs

(es un título pretencioso, de cualquier modo)


mientras llovía
debajo de la galería
estrenabas tu edad de inaugurar
mis fantasías:
este lugar que nos guarece
la intención de ganarle espacio al agua
llegando incontenible a mis rodillas
en cuclillas se reciben todos los perdones

supe ser el muertito más atorrantón
el único entre tus amigos que distinguía
cuánto de Joyce se reescribe en Proust
y donde me colocases quedaba
con un libro, una película, tu sexo en la boca
me adocenaba como el hambre
hace lo propio con la expectativa
cuando hay lo que se come
ninguna cosa es más 

12.3.12

estados de conciencia

cuatro son
los estados de conciencia:
la lucidez
la obnubilación
el sopor
y el coma

 las mismas cuatro carátulas
ponen orden en el álbum
de nuestro progreso

11.3.12

χαμένα παιχνίδια


a Matías

antes de que te fueras yendo
cuando no venías de algún lugar
o no interesaba
dónde te deseaba menos porque no te sabía
en ese momento discreto
demorabas la fuga que desafecta
dando fisonomía al no tener
le hace un lugar en  casa
se frota con las cosas de un modo audible
y no tener con qué callarlo

un paréntesis astral
nos quiso haciendo metafísica
desnudos de lo que hubiera
par a par en intenciones
(primero ibas a hacerme reventar
después te creería, en ese orden)
haciéndonos un presente
llenábamos la casa 
con cosas que juntan tierra 

cuando promediaba diciembre
hablabas del año próximo
como un proyecto conmigo
y yo me ponía a escucharte
a todo lo que dabas
el como si de las cosas:
como si mis dedos
órganos sexuales
que crecieron a raíz de tus placeres
y educados en el vicio de las cavidades
pudieran conformarse después
con otro papel 

15.2.12

cualquier noche de estas


de la serie No valen lo que pesan

nora empezó a dormirse
desde sentada
quieta en la mesa para hacerme cómplice
de la forma más muda de su boca
con mi remera vieja, con su pijama nuevo

no pasamos a mayores pretensiones
que festejar al gato
cuando se abraza ensañado a su juguete
o cuando nos damos un gusto
vemos gente de película
quitar, poner, cambiar
en una vida compacta
de hora y media cuando mucho
(¿para qué nos arriesgaríamos
si podemos verlo así
cuidados luz y vestuario
sin sufrir las consecuencias
demorándose en detalles?)

nos ilusiona que no es poco
contar con amigos que siempre
andan en novedades
y vienen para contarnos
prevenidos de que sonreiremos
sin indagar, con buen gusto
suficiente

nuestro hartazgo
ya es estado de consciencia
no se anda con emociones
no prospera, ni va a flaquear 

27.1.12

mentira organizada


María sala la masa.
Mamá me ama y ama a papá.
Papá trabaja con tractores.
Mi hermana es feliz.

toda la mentira estaba
organizada en el Yo solito
mi primer libro de lectura

que nunca decía:
Pedro se mueve a su cuñada.
Mamá tolera a papá.
Mi hermana se debe una terapia. 



A tu maestra la obliga una currícula. 

26.1.12

el corazón de laiseca


fue en mi corazón para vos víscera
menudo socavón el removido 
que fuera una hondonada vaya
y pase, arruinada por igual mampostería
invirtiendo en renovarla no ganase
lo que pierde por flexible resistencia
ya una pieza él menos tendría
y con nadie pues fraguara el cerramiento

va de suyo contonearse así es el gato
solicita no haya cese de caricias
no es inmune al desplomarse lo invisible
sonoriza con ronrones tu impericia
fue castrarlo solución o una venganza
por tenerme algunas noches olvidado
pero el gato siempre vuelve a quien merece
y a la postre agradece ser castrado

-          sea notoria distinción
sin comentario
que el cuenco donde el gato se alimenta
reluce hasta sus bordes con entrañas
y el animal con buen gusto no apetece

16.1.12

carrera invisible

de la serie No valen lo que pesan



todo lo que sucede ahora es
hacerme lugar donde estabas
y cada diez minutos –
que es el período entre que
te pienso y te pienso-
 reducir el mundo
a una cadena alimentaria
con mi desempeño humano

con grandilocuencia
inauguras el año comiendo las sobras
y sigues convidando
la comida de tu madre
procesada por años
matiernizada, deúteroanómica
afuera de tu casa, un mundo con pezones
te quiere mamón y te vas de boca

volviendo al enfermero
que tienes a mano
mezclas lo de siempre y haces nuevo
el año sin esfuerzo
es un logro igual
en tu película francesa
se huye de todo, hasta de huir
y se apuesta por lo hecho
como si no fuera regalado

aunque extraño
tenerte para decir
que estarás
donde te sentabas
puse una maseta
para que crezca algo
alguna vez
y hago carreras invisibles
con gente que corre
mientras patino:
si gano, volvés


y te echo

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia