27.8.09

diacrónico

hermosos juntos, imperfectos separados
GABO FERRO


cuando comíamos mandarinas
al sol con ansias
de ser pomelos
ambiciosas, transgénicas
(tienen otro gusto
tu boca mediando)

y nosotros mucho menores
del sol no queríamos más
que guarecernos

parecido el cielo estaba
un color similar
al que dibujaba cuando era chico
dándole manija a la idea
de llegar a estar feliz
debajo de él

después en la casa
donde andábamos descalzos
era menester
barrer todos los días
y muchas cosas se nos fueron
yendo así

20.8.09

κρίσις

a Juan Nicolás

con la excusa del buen anfitrión
te dejé mi cama para que durmieras
la completaras de olor a vos
ese testimonio que dejan las visitas
perpetuándose hasta que logro decidirme
a cambiar las sábanas
a iniciar el duelo del agua y del jabón

a partir del momento
en que a mis ojos viste
y pronunciaste liviano
lo que se tiembla al decir
quedé resignado
a cada reincidencia
tener que creerte

nuestro amor
de lejos esencialmente
lingüístico

17.8.09

ciclo agrario

el ciclo agrario comprende:
la siembra
la protesta
la cosecha y la venta
vuelta, otra vez:
la siembra
la protesta
la cosecha y la venta
varias veces más
hasta completar los tres años que restan

del lustre del facón
con la gente aplaudiendo embelesada
y el ritual de exposición
con el premio sin embargo
al más largo, no al más chillón

7.8.09

compensación

a Marcos y Vicky, huge souls

¿para qué
un electrocardiograma
para qué
si basta verte venir
con todo al aire
transparescerse
para saber
que late igual
como los demás?

no será la velocidad
sino lo que es capaz
de hacer lo que lo enferma

¿para qué
un desfibrilador
para qué
si es que no hacés tanto esfuerzo
remolcando al mío?

5.8.09

sinécdoque

a Juan Nicolás, que un día se vino a instalar entre el mundo y mis ojos

no eran dóciles los griegos
he visto encabritarse a Lisipo y Skopas
porque en piras hice arder
sus manuales predilectos
con cálculos probados
abundando en lo simétrico y exacto

será resquemor lo de ellos
que en su lecho no habrán visto
a pata ancha y sin recato
abrazándose a la espalda
una belleza tal que su fragancia
queda
persiste en mí sin dejar hiatos

y se lleva mis lentes
por los suyos
si quisiera repatriarse
bienvenido fuera
por tener con sus emociones
línea directa
y llorar como yo
ante cualquier eventualidad
por apacentar a mis sábanas
encandilándolas
y escarbar conmigo para dejar a salvo en ellas
su ropa íntima
que luego olvida
dejando su efigie acá


(SINÉCDOQUE: (Del lat. synecdŏche, y este del gr. συνεκδοχή, de συνεκδέχεσθαι, recibir juntamente).

1. f. Ret. Tropo que consiste en extender, restringir o alterar de algún modo la significación de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes, o viceversa; un género con el de una especie, o al contrario; una cosa con el de la materia de que está formada, etc.

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia