10.3.09

justo medio

de la serie ¿Quién es Rilke para escribirme cartas?


tenías la medida justa
como para un resto
de tres cuartos de cama
donde explayarse

tenías la medida justa
como para escaparte
sin apercibirme
en un abrir y cerrar de piernas

tenías un horario en la mañana
para que yo me madrugase
sin el riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing
y un aliento oportuno
avizoraba las frutas después

tenías todo eso
que ahora me falta
en la heladera
y por eso te escribo
no tengo qué cocinar

2 comentarios:

Na dijo...

Me gusta mucho el comienzo :D

Anónimo dijo...

Oiga, ¿no habrá teido diebetes?

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia