31.7.08

cuando éramos tres
y tres las jaboneras
para todos
quedaban al alcance
de las manos
de ellas dos
y el mío terciaba
a la altura de sus rodillas

eso no era sexismo
porque era arquitectura

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que fácil se leen las cosas conociendo antes. Sale simple y fácil como leer una ecuación química balanceada!!!!

Lilian B. dijo...

Buenisimo!!!
siempre tan contundente y poetico a la vez.
besito

Ivan dijo...

el caso es que nunca habia pensado en tu poesía como una espécie de tabela periódica; la idea me agrada, afinal todo tiene sus 'elementos' y, por cierto, habrá un PH de las palabras, no?

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia