14.2.08

del mismo son

(de la serie Vengo del placard de Almodóvar)

a Pablo Ríos, que la felicidad lo atropeye
viene de tiempo largo
la desdicha, la certeza
a vos tampoco siendo chico
te regalaron el robot
te legaron las muñecas
de tu hermana, la mayor
y quedó revoloteando
la pregunta del qué soy
te tenían fe para soldado
no llegaste ni a cowboy
y te quedaste con los bárbaros
entre uno de esos, yo
que pasado por tu cama
para hacerme reflexión
no te ando preguntando
ni qué somos ni qué sos
prefiero seguir jugando
sin saber muy bien de vos
que te la pasás poniendo,
donde puedas, distinción
que esto no es realidad
a mitad de semana es la ficción
cuando preferís lo que te hago
antes que otra distracción
¿sigo igual si me voy yendo
como vos decís, Simón?
yo no quiero pedir nada
me complace esta ficción
donde vos tenés la espada
de guerrero bien varón
a quien asusta mi perfil
de liberto y bravucón
que sin arma más que lengua
sin fuerzas más que succión
te gana en el cuerpo a cuerpo
sin pasar de los dos rounds
y te ve arrastrarte manso
menos macho que un montón
vas diciendo que te quiera
que te importo
y cosas que omito, por educación
pero nunca a la princesa
que tenés de gran trofeo
ganado sin emoción
le contaste que varios domingos
cuando clareaba
también babeaste mi almohadón

1 comentario:

porfirio dijo...

olá,

saúdo a boa poesia!

po(br)esia?!

... não tem nada de pobre!

parabéns.

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia