28.11.07

soliloquio

mis manos juntas acariciándose
precipitaron del tiempo
que llevás sin estar con tu espesor
entre ellas, quedó un cuenco
donde cuela la escasez
de esta luz suficiente
para la necia ocurrencia
de suplir tu calor
sin reverberancia

No hay comentarios.:

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia