27.12.07

juego de bochas

es avidez lo que incorpora al sol
es dura condena su bañarse en luz
cuando despunta su oscuro gusto
por las bochas

de frente a mi calcula distancias
mientras tras su espalda el sol se guarece
sin dejar de ser más enorme
pero asustado por la precisión
con la que tan fácil es partirme al medio

20.12.07

me miraste con cara de padre joven
de estar perdiéndote de lo mejor
sin decirme nada yo advertí la urgencia
del pañal, de la mema y el reloj biológico
de la criatura que tuviste con ella

mientras me mirabas a mí
que te hubiera negado tantos hijos

19.12.07

nicks

en la épica gauchesca
hay amor de acá
a la China


viajo al triángulo de las bermudas
quedo varado en la bragueta


si cada uno tiene un auricular
habrá que dejarse apoyar
para escuchar en stereo


que cuando te decidas
la UNESCO me haya declarado Patrimonio de la Humanidad

efebo que huye de la de la medalla / es cuatrero

no soy puto, soy diferente / me tocó el de reparto para que haya papel principal

sin tu contraste yo no brillo

salve santa fe / toda la modorra que hay / pudiendo ser exceso

alfonsina tiene miedo de ahogarse y se muere de miedo

promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia

lo reprochable de mi primo siempre fue ser el hijo de la hermana de mi madre

dar el paso al costado / para que el sol me siga dando

crezco torcido por la urgencia del tutor

Dios me hizo de fanfarrón que es

qué desfachatado Dios, darle tanto a Mí y poquito a Vos

espero tu visita / te tengo prometido / al INCUCAI

el zorro rico a El Portal, la hiena va al Nacional

18.12.07

improvisto (de raigambre arjonesca)

el pulso un síntoma
a tu presencia me deschava
antes o después que la verbal
elocuencia para intentar comunicarte
de forma elemental como es posible
la imposible estabilidad de mi armazón

aunque tus sonrisas se desparramen para otros

yendo y viniendo al cejo de tu sombra hago
todo lo que me hace hacer
mérito al amor en falta
sin que su ausencia sea la de un simple sustantivo
sino la de un verbo que se acciona con vos

que al corresponderme una mirada
me dejás al margen del melodrama

13.12.07

muriéndose la pasión
decidimos velarla
de entrecasa

el cancerbero ya quebró
sus extremidades cotidianas
mientras le di la aprobación
de vestirla con silencios

una vez que se vaya
sobrará lugar
para que tus resentimientos
con mi indiferencia
anden a sus anchas

quién la va a llorar
falta decidirlo
o si pueden otros amantes
serle de consuelo

7.12.07

bibliotecaria que invita a salir

el universo inamovible de la bibliotecaria
ordenado según el estante
pulcro como ficha bibliográfica
tiene un lugar para cada cosa insospechada

mayormente
la voluptuosa impronta de su cuerpo de nadie
resentido ante oprobiosas museógrafas
recela con ímpetu el titulaje
que no es para buscar ni guardar libros
que nadie menos que ella sabe si leyó

pensará
dónde irá toda dedicación a mi ficha de afiliado
el rigor justo sobre la punta cero coma cinco
de la fibra negra que lleva a la boca de sorpresa
provocando imperiosa evanescencia en mi mirada que captó
y mantiene la exultante indiscreción de una pollera al límite institucional
que descubre luego un portaligas que no tiene tiempo ni lugar
y se acompaña además por anabólica sonrisa
pujando el rol protagónico con arrugas transversales

restos

Los estudios sobre comunicación no verbal afirman que en una conversación interpersonal presencial sólo el 7% del significado se transmite a través de las palabras, del lenguaje verbal en el sentido estricto. El 93% restante se dividiría entre elementos kinesísticos (gestuales), paralingüísticos (los sonidos que acompañan a las pa­labras, o mediante los que pronunciamos las palabras), somáticos, espaciales y otros. JAIME DEL VAL

hay restos de abandono de hombre
retumbando en la lengua que abrace
lo mismo si la desprecia
mientras se mantenga igual de coloquial
y sin esfuerzo vengan palabras
conforme al estilo más prescindible

si toda mi poesía es réplica
del gran testigo de simpleza
que es tu hablarme del presente
de nuestra felicidad desconsolada

si vasta tu improviso
mis reincidencias con el verbo
donde pesan al cuello nostalgias de perlas
donde asumo interino en esta vida con que cargo
enterado de peores por venir
donde todavía está mi cuerpo
que a tus fantasías no prospera

si vasta mejor silencio
que los restos se entretengan


3.12.07

cuatro ilusiones sobre la índole de un poema

1- Existe la ilusión religiosa de que un poema posee o crea una real presencia.
2-Existe la ilusión orgánica de que un poema posee o crea una especie de unidad.
3-Existe la ilusión retórica de que un poema posee o crea una forma definida.
4-Existe la ilusión metafísica de que un poema posee o crea significado.

Harold Bloom: La cábala y la crítica.

28.11.07

soliloquio

mis manos juntas acariciándose
precipitaron del tiempo
que llevás sin estar con tu espesor
entre ellas, quedó un cuenco
donde cuela la escasez
de esta luz suficiente
para la necia ocurrencia
de suplir tu calor
sin reverberancia

24.11.07

ensímismado

a C. A.

escribe:
de mentira precisando de verdad
para contrariarla
intencionado por salvar a lo inefable
de ser tan singular y dicho con palabras
de mi misma humanidad
que no insista en parecerse a mí
con mi misma búsqueda
porque yo no tengo Dios
-capaz de observarlo todo
sonriendo satisfecho-
y puedo querer al menos un poeta
que prometa, y que me salve


23.11.07

oxímoron


Tanto si dijéramos que la disposición cómplice de los juegos es de una admirable ingenuidad geométrica, como si dijéramos que el espacio está armónicamente ordenado, desestimando el irrefrenable desdorden de los granos de arena, seguiría siendo cierto que es la perspectiva la que compone el accidente, aunque parezca paradójico. Mirar hace el oxímoron.

fotografía: el javo

21.11.07

modo pantalla

el tan orondo ante mí
con su porte abismal
el tan repasado de memoria
al gusto de otros
se presenta diciendo
que ahora se ofrece
a mis manos limitadas
a la silueta del cerrojo

19.11.07

a Juana Martinelli















Juana, que nació en este siglo

a diferencia de mí, venido del siglo pasado
tiene menos razones para abatirse

Juana y su tropel de ángeles
venidos con ella
haciéndose lugar en su sonrisa
entiende que a la noche
la hace un sol que es peón por horas
y hace changas en otros lugares
donde ella no está, esperándolo

12.11.07

habido vos

a Yamil A.

tengo la dicha de haber venido entero
de robusta hechura no tan proporcional
dos manos, dos piernas y lo demás
a cualquier hombre venido igual o
bienvenido a la implacable avidez de la plenitud
a cual ofrezco esta carne que soy siempre poca
a cuenta del placer con que pueda derrumbarme
si no hay pasión en esa osadía de multiplicarme
los más armónicos alegatos contra mí
y convalecer a mis pedidos por verlos aturdirse
con el timbre de todos tus silencios
dónde va estar cuando habido vos
hombre de manos, piernas y tan igual
dichoso por nacer entero y animado por mí
a la empresa de juntar más material por deshacer

5.11.07

una de bolero

mientras pude transfigurar
la somnolencia de tu mano
con cerrar los ojos me bastó
reinventarte atravesándome
sin vergüenza de ojos cerrados

no me ufané de mi capacidad
para reconducir tu aliento
ni de la actividad pujando debajo
del reposo de mis párpados

entendí que me tocaba agradecer
tu encarecida manera de animarme
a evocar su figura
imaginariamente inagotable
para conciliar mi sigilosa inapetencia

bien dije
que nunca debiste celarme
sin haber considerado
mi estimable convicción
de no pensar sólo en nosotros

3.11.07

omnipresente

llegado a un punto
mi antivirus se frena
diciendo basta
no quiere buchonear más

federico tiene un virus
que le va diciendo basta
deletreándose
las manchas se separan
como en sílabas o letras
mientras con pastillas su engranaje hace
lo que mi antivirus de motu propio

de haberlo sabido
lo instalaba junto a mí
y nos ejecutábamos juntos

22.10.07

de amantes y otras energías

gula

está bien, me agacho despacio
haciendo menos ruido
para que te guste como
aturde la respiración
haciendo frontón contra tu molicie
o voy hacia abajo o me desplomo desde arriba
pareciera lo mismo si el efecto se logra
habiendo distancia entre ojos y ojos
dos pares de maneras del desorbitarse
y una mano que hace al orden
en el cabello sedoso por el esmero
que se eriza ante el punto que supiste poner
si vas a querer más con qué razón
de habérmelo quitado volvés a invitar
a todo este hambre que vengo a tener



a Quique Barro

dos amantes estaban haciendo justicia
friccionándose con sus bálsamos
repartían lo que acababan de conquistar

parece de no creer recién conocidos
como si se hubieran prestado los cuerpos
toda la vida y recién se los intercambiaran
cada uno horadando la debilidad del otro
hicieron maravillas y todo artesanal
nada más que con manos e ingenio
una paciencia lograda de años esperándose
la dedicación de un luthier al instrumento

fatalidad de la energía la del descanso
plácidos se acunan
sin que fuera necesario un cuento
para volver a empezar en sueños
aprovechando entretanto
la pura fantasía de hacerse juramentos

18.10.07

poesías al señor de la renta

A R. Rudi, el señor de la renta, por ser vil

cómo será el mundo desde su
primitivismo

o cómo no tener signos para las cosas
en su lenguaje funcional
por la escasez que manifiesta
su forma
de hacernos saber la misma experiencia
sobre la que yo pude decir:
impune, lógica, predecible,
y él, nada más,
dijo: es justo

monstruo bípedo

lo que precipita, abandonado,
desde los bordes de tu cinturón,
es el valor-trabajo de mi tiempo
que malgastaría mejor aprendiendo
palabras
poéticas
u otras formas de hacer saber
mis fuentes de placer
funesto,
execrable,
inconcebible,
sobre el que dirías, quizás,
qué asco. no más.

salvaje moderno

condenado a abarcar la porción de universo
que ocupas, mal que le pese a Darwin
a los ojos que conquistaste, condenado
para esa, mujer o restos de feromona,
que ya ni consuela creer
que su destino es una partitura
que ejecutó
magistralmente

fermento de metano

recibe mi próximo pago
en concepto de alquiler
y devóralo
es el lila, el de cien, el que te viola
paradójicamente
el único desviado no soy yo


el yoghurt estaba rico
a R. Rudi, en progresión de erectus a habilis

me estoy comiendo la plata del alquiler
a la hora de pagarlo
me comeré al rentista
o de ser necesario me inmolaré frente al recibo
para sentar el precedente del acto ejemplar
la necesidad de regular al vampiro inmobiliario
que despues del estallido me invita a tomar
de mi propia sangre





11.10.07

el espectáculo se reserva el derecho de admisión y permanencia

en plano largo de altura promedio
no es menos empeño
desde que me conozco
quiero ser feliz igual
conseguí el mapa de bits
de mi angustia digital
que viene de dígito
de tus dedos faltándome
pero saberlo no me empodera
porque lo sepa no se tolera

(me armonizo aceptando lo que suceda: ommmmmm)

mientras la cámara se acerca por atrás
se achica el plano remitiendo al todo
en movimiento regular, sostenido, viene
para mostrar lo que escribo
olvidándose de que estoy yo
que a pesar de mi cabeza sigue igual
quedando a cámara palabras salidas de nadie

aunque por lo visto, pareciera
que yo mismo me corrí
y es tan creíble de tan falso
como mi esfuerzo por estar feliz
que en verdad es para que mamá no llore
ni sangre por la herida
como si se tratara de un tango
que dice su fracaso en todos los tiempos verbales
por mi estabilidad emocional

mamita, a qué lindo espectáculo me trajiste

ensalada primavera

agradecido

gracias a la moda
de la prescindencia de métrica
que puedo escribir


todo un palo

es que estoy realmente
muy lejos
del mañana del ayer

contraluz

levantar la persiana
y que a mi casa le entre mañana
estallando de luz
convidarte el beso de aliento cepillado
y que sea la sombra en la pared
una escena del crimen
que cuente su versión

sacerdotes

con uno de ellos
contraigo pecado

me exonero a la vez

/

este dolor de huesos te presagia
llueve como para que vengas

augura el pronóstico que vendrás para quedarte


medioeval

tijeretazo más para ser el mejor modelo
y cocerme al bies para no ser lineal
dijeras de mí ser tu medio pelo
o ser a tus manos la hechura triunfal
mas nunca hay trato de igual a igual
cuando es amor no te vengo al ruedo





4.10.07

nostalgia inclinada por poesía

remiendo con ojalillos lo que vengo pensando
con esos que venían invisibles
para que mi compañero de banco nunca sepa

si supiera que mis manos rompen
lo que acercan
reiría como los de adelante
porque sigo con el contador habiendo calculadora
no dando
abasto de bolitas para asentar cada fracaso

y esto sin contar esos de siempre
que corremos todos en hilera
queriendo llegar al próximo recreo
por cifrar en él la expectativa
cada uno entiende que caído
condenado quedo a ser fulero

somos más de cuando en cuando
quedados después de la bandera
nomás los que tenemos piojos
hacemos la ronda y unos a otros
escarbamos con premura en la cabeza
para llevarnos algo de la escuela

mamá me peina en casa igual sin tanta ronda
con el peine que mi hermana hermoseó a la muñeca
que peinó antes a su bebé
que crecido irá a la escuela
munido de ojalillos que aprendan a ocultar

24.9.07

solidaridad

por qué nos decimos ahora
imprudentes
cuánto nos prostituiríamos
uno en pos del otro
de puro gusto nomás

ahora cuando
el mío en el trabajo
mientras el tuyo puede llegar
nos decimos de pagarnos
para contribuir a una colecta

23.9.07

buenos tiempos

la dicha
me tiene en ascuas
por si llega
dicen que pronto
es horizonte

20.9.07

la condición

de cuatro paredes
se viste
mi hijo ilegítimo

ya está grande
legalidad
no cruza la puerta

16.9.07

(otra más sin título)

es domingo y el hijo del sábado
se sabe huérfano
a colación del problema que reedita un clásico
donde saberes enfrenta a sentimientos

anoche te engañé hasta altas horas
durante la estadía con vos
poblé mi cabeza de hombres inventados
ejerciendo mi infidelidad por amarte siempre

termina en empate pero
si me das tiempo voy a ser
todos esos libros que tengo para leer

13.9.07

palabra de Malthus

a Juan Manuel Burgos, por "Preserbe nativitas"

qué remedio propondré
si ahora no prolifera la gente
sino su angustia
como hongos

correspondencia

muchos encabezados de mis cartas
se inauguran con el nombre Dionisos

pensé que podías venir para estas fiestas
y traer a Baco
incluso Afrodita podría acompañarte
porque ya para mi nacimiento faltó

mi más distinguido Dionisos
o de mi atenta consideración

en el correo me dicen
que la certificada fue firmada
que la negligencia es del destinatario
o que escribí mal la dirección
¿será esta la correcta?

estimado
prometo que la próxima será mejor
vengo preparando mi casa
para encerrar mejor a los anhelos
que no desvanezcan si hay música
y comida y sexo y qué más quieren
(discúlpeme el exceso)

oiga
que si me deja explotar
terminaré con la fiesta para unos pocos
y entre esos Usted, excelso
a quien vuelvo a escribir
después de la escena donde me indica:
haga fila detrás del último
-me dice Dionisos-
todos aquellos quieren ser poetas

12.9.07

horóscopo chino

con ironía sobrevivo
a lo hijos que no voy a tener
voy mordiendo con más fuerza
y espero una patada igual
hasta tener en mi haber esa marca indeleble
de perro manso descaderando su gracia
aunque lo echen
destinado a acostarse luego de unas mil vueltas
alrededor de lo implacable

5.9.07

| - |

mamá le da cuerda al sol cada mañana
para que al calor de la tierra me apoltrone
mientras le da de comer al caballo
que cría desde nacido

antes y después me mira y me aconseja
que elija una vida que quiero
para no escribir con la que tengo

esto no pasa mucho tiempo antes
de que la mire a los ojos
para que entienda que me llené

23.8.07

puntos para un futuro tapiz

sres poetas:

¿merecen más poesía
las inmensidades homogéneas
que son el mar, la patria o la luna
cuando la única
capaz de renovar el compromiso
es la de mi lengua a contrapelo
de otro cuerpo entregado?

demuestren
que no es poesía urgente
viviseccionar un cuerpo
y guardarse todo cuanto en él sea
supervivencia

17.8.07

heurística

me pregunto si el analista encontrará
leyendo en mis poesías
la coherencia que me preocupa tener para vivir
si la poesía escrita en el tiempo que me sobra
es capaz de ilustrar la manera en que lo gasto
si no es mejor antes que otros habiten mis poesías
construirles una casa que puedan habitar
si mis ganas son suficientes para un plazo fijo
viendo la imposibilidad de ahorrarlas

(estoy buscando material para otra poesía
que no deje a esta ser la primera en el blog)

escribiendo de más

creo en la diligencia de los municipales
cuando no están en ejercicio

creo en la humana transgresión
de la jornada laboral de ocho horas

creo en la felicidad de los judíos
en horario corrido de sábado a domingo

creo en la convicción del miedo al barroco
del comunicador social

creo en la ética de la sintaxis simple
en la inmoralidad de la palabra complicada
y en la preponderancia del mensaje

creo en estarme quieto cuando tengo miedo
para quitarle la arrogancia por verme apurado

creo en los monólogos internos que repite del otro cada uno
atendiendo al tiempo y la entonación

creo que al ver todas mis creencias en un collage
me divertiría

13.8.07

ectomía

decílo, decílo que tenés público

a Alan V, de Venceremos

renegar porque todos los proletarios del mundo
no se han unido
como dice la ley primera

exhibir el tango animado por maltrecha ambición:
si las condiciones estaban dadas
por qué es que no y la culpa fue de quiénes
tienen todos algo que evaluar

escribir un mea culpa por vivir
la década menemista
como un alienado contento

tener anécdotas de sobra
por habernos encontrado todos los actos del 24
y con ese material poblar las charlas de movilización

rever los setenta a cada duda
para encontrar ejemplos a seguir,
previo acto de fe en los derechos humanos
y habiendo cifrado la confianza en la retórica

desde la carencia de ilusión
intentar poesía

7.8.07

*

la extensión de las tres dimensiones
descomunales
convidadas a mi émbolo bucal

cálido anfitrión

todas las reuniones que protagonista
mi cavidad te ofrece un sillón de lengua
inexorable
te desparramas en tanto placer

siempre escoltado, tan enhiesto

decidido entras como sales
vistiendo túnica
y diligente
en claro ejercicio de potestad

-------------------------------------- -- - |

gracias a la Real Academia puede saberse que:

émbolo: Pieza que se mueve alternativamente en el interior de un cuerpo de bomba o del cilindro de una máquina para enrarecer o comprimir un fluido o recibir de él movimiento.

enhiesto: Levantado, derecho.

potestad: 1-Dominio, poder, jurisdicción o facultad que se tiene sobre algo.
2-
Espíritus bienaventurados que ejercen cierta ordenación en cuanto a las diversas operaciones que los espíritus superiores ejecutan en los inferiores. Forman el sexto coro.

3.8.07

clandestino

propuse un beso para cada uno de los presentes
lo más universales e indistintos que salieron de momento
sin distinguir ese que muerde tus labios
con intención de quedárselos
no
todos los que cada uno de los presentes se llevó, fueron iguales
entonces no hubo de esos otros besos fotográficos
donde quiebro la cadera y vos te abalanzás

te propuse un beso igual al de los demás que estaban ahí
los que te hacen diferente te los doy al reparo


31.7.07

diatriba contra los artistas berretas

se emparentó con cuanto dios quiso
ofrendó su cuerpo para que en él reverberase
la bóveda celeste cielo, incluyendo los dioses

estuvo contoneándose, ingrávida
suspendida entre los impulsos del soñar con dioses
pero amanecerse mujer, por más única que crea

la veo rondar la silla que organiza el espacio
pliegue, fuerza, giro, caída y quizás más fuerza para el pliegue siguiente
agota el caerse, sabe que como bailarina no es un reptil
el plano aéreo es muy etéreo para su voluntad de sufrir
entonces vuelve a caer y se arrastra hasta el final
(triste y solitario)

según el programa, su búsqueda es una poética del movimiento
pero o nos engañó a todos
o eso se encuentra girando alrededor de una silla

28.7.07

si me vas a querer

la carta de ciudadanía que me diste
para estar en el reinado de tu antojo
ser apoderado de tus sienes
y hacer fila entre los contribuyentes de tu culpa

dice que estoy obligado a renovar el voto
cada tanto volver a creer que no pierde sentido
celar por el derecho a ser territorio de tu mástil
y custodiar tu obligación de no ser correspondido

la letra chica debajo aclara
que tengo libre tránsito dentro de tu reino
y una banca en el tribunal cuando deba renovar la visa
que no es deserción sino supervivencia huir
de quedarme sin fondos por tanto cohabitar con tu premura

27.7.07

a mi má

mamá:
yo quise encariñarme con la pala
sudar y estar feliz por trabajar para los demás
postergar cualquier deseo hasta después de cumplir la jornada de 8 hs
y estar de entrecasa con los muchachos de algún gremio

¿por qué dejaste que la señorita me incentive a leer?

16.7.07

manifiestos

| 1 |

HAMLET: ¿No ves nada ahí?
REINA: Nada de nada, y veo todo lo que hay.

Si no lo hubiera dicho Shakespeare, habría sido un mal sueño de Sartre.


| 2 |

Aprendió a pintar justo la mañana en que quebró su lápiz último, de importación, colección de la tatarabuela irresponsable que le daba por pintar con cerillas cuando no era lo que de ella esperaban. Aprendió a pintar -lo advirtió- porque ya no dejaba marcas como de manos acaballadas en un imposible trazo sigiloso. Era una destreza, una maña de la mano, los críticos se preocuparían luego imaginando cuántas adjetivaciones creían merecer esa nimiedad.

12.7.07

ditirámbico

que su belleza existe
aunque ninguno la mire
independiente de mis ojos mirándolo
consustancial a él:

existe en la implacable justeza
con que eligen apilarse
las vértebras de su columna

en la fuerza medida que ejercen sus perfiles
derecho contra izquierdo
dejando a la nariz
en una exacta mitad

en la convicción anti-gravedad
de sus músculos
ubicados como tendrían que estar los míos

y en el reposo al que me tienta
cuando me dejo amar

14.6.07

contraindicaciones

no me apetece estar en las manos
de Dios
si puedo conseguir estarme en su regazo

de alta al día

peino los demonios que llevo de cabeza
organizándolos con mis manos en un eje

propongo a mi ansiedad el ritual del desayuno

pienso lo tranquilo que me lleva
ser necesario en ningún lado

11.6.07

ensueños

Tanto "es un sueño", como "es un reflejo" o "es un eco", sirven para neutralizar las contradicciones con el sistema de creencias estable y conservador que define un mundo, desviándolas hacia un espacio de entidades ontológicamente tan distintas que, si se admitieran en el mundo, complicarían inmensamente el sistema.
ARTHUR DANTO

anoche maté a mi padre
cocí a sus manos la boca de mi madre
desperté con mis hermanas del paraíso de infancia

cuánta culpa me ahorra esta vigilia

8.6.07

picardía bis

mamá, orgullosa de haberme parido,
para que me amases tanto, me dio
un sexo que te enceguezca
artimañas para retenerte
habilidades que te seduzcan
y modestia para reconocer
que otros te lo hacen mejor

24.5.07

denominala vos

en trayecto empinado por tu torso
con la referencia espacial del tótem
circunscribo cada médano que se eleva preciado
al tiempo que oigo una viril apreciación
de mi lingüística obscena

hay un pozo ciego a medio camino
entre los abandonados besos que unen
dos cabezas que la tradición ha enemistado
por él llegaría a la columna vertebral
de tu gemido

cuyo sonido anticipa el emocionado efecto
y me abstengo de libar tan mancillada ofrenda
reúno lo que con furia premonitoria desperdigamos
y me fui
mientras clamabas
habiendo visto en tu rostro a la ternura

18.5.07

escala humana

a mis silvias

mi ecosistema es un mundo
cuya forma es un cuerpo de hombre

donde llegue todo lo que nadie recibe
habrá tanto de mí

14.5.07

tipología

me cuentan que hay gente
que le hace el amor a otra gente
del mismo modo que si la atropellara

otra que aún cree
en la verdad del espacio inmune
y pretende amor a la vez que sosiego

sobran en cantidad los padres
que fuerzan su memoria
para contar los besos dados a sus hijos

y también estamos nosotros dos
olvidados de todo eso

9.5.07

cambiaría

devaluación

me como cien pesos
y quedo más hambriento
que la semana anterior

matriculado

felicidades!

ya eres un profesional
acreditado en tu modo parcial
de entender el mundo

(marco el paso de una a otra sin relación con este renglón)

estaba de paso
y escuché que tu mujer hablaba de un energúmeno
pensé sobre el pucho
otras formas certeras de evocarte

6.5.07

nostalgia

pensando
a quiénes le cumple con los años
la gente que festeja

estando
al paso de otro más
sin abundarte

siendo
entre los invitados a la fiesta
el que no estaba

3.5.07

profecía

descontando las Agallas
faltará asimismo Voluntad
pero están invitados los gusanos
que se esconden si aquéllas van

1.5.07

etnografía

tu humanidad es el terreno
para la pequeña antropología de mi mano

23.4.07

habladuría

nos dispusieron así:
yo soy mí
vos sos otro, y tú
tu cuerpo entra dentro del régimen de lo no-mío

aprender a hablar nos separó
de una vez para siempre


sospecho del Apocalipsis
que no es un suceso
sino una sensación
que estoy presagiando

20.4.07

hágalo usted mism@

en un espacio de tres por dos (6 metros cuadrados)
le hace mella a su sexo
le asigna función
lo trabaja desde ahí

su sexo se asocia
pero no se agremia
porque es una época
en que también los sexos
sólo se defienden a sí mismos



argentino
universitario
hijo
artista
hermano
poeta
licenciado
homosexual

con cuánto nombre
oculto la mortal humanidad


querría

el muerto es mi hermano
yo no
yo soy un cementerio viviente
para las esperanzas de papá

homilía

a Marga

la convicción de tu Dios
tus ojos claros para los que soy impío
y las manos afelpadas de ejercitar caricias

inmensa como
las tantas cosas para las que no nací
y las que tardé en reconocer

este hijo se te cayó de una sonrisa
no sé por qué su afición a andar penando
tampoco por qué padeces su pretensión de poeta
lo ahijás por elección
sin la deshonrosa ocasión de haberlo parido

¿cuánta pasión tiene
un mundo con Dios si es más sencillo
que andar buscando lo bello, lo justo y lo cierto en otros lugares?

16.4.07

entropía

> bituín (between) ·· en inglés, se utiliza para designar el espacio entre dos cosas
· Sergio Peralta
a Sergio Manrique, por mostrarme “Hojas secas de otoño”

(al público)

(el)
¿vos notaste algo?

(ella)
todo igual

(el)
inventemos

(ella)
es más realista
seguir sin una historia que contar entre nosotros
ninguna sucesión de hechos de distinta intensidad
de ritmos diferentes pero uno detrás del otro
que no puedan resumirse en una única oración:
nos amamos tanto

(el)
este tiempo homogéneo
sucede parejo, sin sobresaltos
se lo puede contar como una descripción al detalle del sosiego

cada momento puede ser una efeméride

(ella)
ningún atormentado
nadie muerto de amor
no hay algo que tiene que suceder antes que lo otro

hay amor en exceso, amor a rabiar

(apagón o pestañeo de luz. dejan de dirigirse al público)

(el)
no recordé la distancia que separaba nuestras casas
hasta que comencé a medirla en besos

de tu casa a la mía, igual de distantes como siempre
te he dado tres besos largos
inmensos
como para guardarme en ellos;
o te he dado en número mayor mis besos cortos
más mezquinos
para que más pidieses y más te diera
fingidos los motivos para volver hasta tu casa
y recomenzar el camino hasta la mía
así hasta que terminases persignándote ante la catedral de mi pelvis

(ella)
redondo redondo
bien poco es lo que queda de princesa
sólo para tus retinas mis caderas no han crecido
mantienen la misma distancia mis flancos
aunque tus manos estén cada vez más lejos
una de otra al estrecharme
mientras mientes con la convicción
de estar diciendo otra verdad

(el)
abrazo tu cuerpo que no admite teoría
porque sólo acepta mitos
como el de esa vez cuando dijiste
que las cremas que escondes en el baño
las compraste para hacer un favor
a la señora empeñada en estorbar
que mientras duermes
mi deporte matutino sea perderme
en las grietas nutridas de tu rostro

(ella)
lo que decís por amarme…

(el)
porque puedo saber qué hay
en el espacio entre tus ojos
trazar una línea vertical en tu columna
anticipándome al vaivén de tu hechura

incluso las lenguas que pueden caber
-cualquiera sea el idioma que se hable-
en la holgura de tus vestidos

y distinguir todo eso
de tu metro setenta y dos

aunque si me piden que describa
el espacio de tu hábitat
pasaría por soberbio
exhibiendo el mundo que me tejés alrededor

(ella)
como es imposible a mi recuerdo
hacerte presente
en el mismo espacio
donde tenga ganas

para subsanarlo

te llevo a todas partes
apretado entre las piernas
cuidando que tu olor ahuyente
posibles amantes interesados
en disputarte el lugar

(el)
mi costumbrismo es
pintar el paisaje de vos
la usanza de tu desnudez sobre la cama
aunque nunca aceptes la metamorfosis
de hacerte carne desde mis cuadros
para que yo, eufórico y feliz,
tenga más iguales tuyas

(ella ríe)

(el)
te estás riendo de la misma manera
que cuando me enseñaste el sweater encogido
mientras yo opté por sonreír y remorderme
esperando a que el gato se enredase en tu tejido
para después reírme igual

(ella, que ha cambiado livianamente el rostro)
me vas a decir que no revertí el error
cuando acerté al elegir
el vestido de liquidación
que se luce en tu mujer

(el, cambiando el registro de la conversación)
¿te parece dulce de leche granizado?
no te vayas a olvidar la acidez de la última vez

(ella)
no me hables de comida que recuerdo que me duele

(el, poniéndose en posición de pintor frente a un bastidor)
decíme dónde
a qué distancia de tu ombligo está el dolor
entonces yo te digo a cuánto del lunar de tu teta derecha
a cuánto caminar de mi dedos partiendo desde la crema chantilly
a cuántas invocaciones de llamas habrá de arder
nuestro montón de cuerpo confundido
que se invita a la cima

(ella, que se desvanece quedando tendida en el piso)
desde esa cima, altísima
vamos a bajar en tropel
manteniendo intacto el instinto de conservación
a la miseria

(el, recostándose a su lado)
pero no te contenta
que sea yo quien te desahucie
yo, el mismo que tanto te da
quien te lo quite
(friccionando en círculos su vientre)
de tanto soñar con flores
te crecerán magnolias

estás sintiendo el dolor de lo que nace
ofreciéndole cobijo a quien te abandone
dejando a tu cuerpo de madre otra vez el de mujer
nada más que para mí

(ella, poniéndose de lado)
qué vas a hacer vos con mi cuerpo de madre
cuando te cueste treparme
cuando otros cuerpos se recorran más fácil

vas a dejar que tu cuerpo de padre
sustituya al de amante

que te canse correr por las plazas
y prefieras ese cansancio al de mis pliegues

(el)
sos, entre los cansancios,
al que más voy a estar dispuesto

(ella)
¿querés traerme algún gusto sabroso
que tenga pasas de uva?
así voy haciéndome a la idea
de cómo iré quedando

me voy a consolar como mi madre
que dice que soy una mitad suya
que tiene veinticinco años menos

(el se levanta y camina hacia el perchero, que es toda la escenografía)

(ella)
abrigáme si te vas

(el, que termina de arroparse)
¿así estás bien?

(ella)
sí, cuidáme el pecho
(el se acurruca sobre su propio pecho y sale)

(En su ausencia ella danza, componiendo un reloj imaginario, mostrándose progresivamente más pesada en sus desplazamientos, figurando “redondeces”. El paso del tiempo de la espera es el tiempo de la gestación. El vuelve a los 5 meses de embarazo, 5 minutos después de haberse ido, con helado y pasas de uva en una bolsita)

(ella)
te esperábamos para ser dos y medio
contra un helado

(el)
verte abandonada al piso
me trae recuerdos
de lindas noches
alojados en hoteles

cuando el amor tiene olor
a sábanas ajenas
que no te preocupás por cambiar

cuando la distancia de nuestra cama
basta para que parezca diferente
que sigamos siendo los mismos cuerpos

(mientras acaricia la panza de ella)
puedo tocar con mis manos al origen
rodearlo
tengo los derechos de autor del principio
que tus caderas ponen entre paréntesis

(ella)
vos me estás mirando
y necesitás creer que soy cierta

(el, riendo)
sí, claro

(ella)
si vos fueras un francés
en la sala del cine de los Lumière
primera vez que va al cine
sin saber lo que va a pasar

y yo fuera el tren que viene hacia vos
en la pantalla, que es una película
pero este francés no entiende que no puede salirse de ahí

¿correrías?

(el)
total vuelve a pasar por la misma estación
donde yo me puedo sentar otras mil veces
y que me guste tanto más desvencijado que al principio
(la besa y le hace cosquillas)
con todos los ruidos que incorporó con el tiempo
mientras se fue animando a mi presencia en la estación
(ella ríe)

o puedo volver a ver la película otra vez
sabiendo que el tren va a venir
nada más que para dejarme arrollar
(giran los dos como pelotas, ella con notable dificultad)

pensándolo mejor:
volvería porque el tren sos vos

(ella)
¿y qué vas a hacer con el recuerdo
del diseño ergonométrico de mi cuerpo
que era capaz de adaptarse a tus antojos?

(el)
jugar a encontrar las siete diferencias

(silencio espeso)

(Empiezan las contracciones, las respiraciones agitadas, las sudoraciones. Se producen cada vez con menor tiempo entre sí, interrumpiendo los diálogos que siguen)

(ella)
chistoso

¿cuán cierta es la belleza de las mujeres blancas
del siglo pasado
mantenidas a limón y a baja presión?

podrías probar con dejar de pagar la luz
para ver si estos dos pollos
en el oscuro
dejan de comer


(el)
vos tenés que comer hasta rellenar un vestido grande
donde luego podamos caber los tres
para salir a pasear todos juntos

lo que ahorremos en changuito
lo usamos para ir hasta el mar
y si calculo bien sobra para unos bombones de fruta

(ella)
¡basta vos!

sería lindo unos de fruta, y de coco con chocolate
después de unas papas a la crema
o un guisito de lentejas
sino pizza con ananá y jamón

abrazame

tengo la leve sensación
de que si estuviera enumerando comidas preparadas
en una película
yo sería más vistosa en esa situación

(el)
es verdad que la gente ya no se ama como en el cine
pero vos sos de linda así, tan real como mía

(ella)
vos decís que si yo fuera actriz
me darían el papel de la linda que es buena

(el)
ni dudarlo
de linda, de buena y de nadie más que mía

(ella)
pero es verdad que la gente no se ama
¿cinematográficamente se dice?
porque vos fijate que yo te beso
y si cierro los ojos no te puedo ver
y pierde la gracia
así que pensemos en otra alternativa

yo te beso pero con una mano remiendo
con la otra sostengo algún libro
bato los huevos del bizcochuelo
y nunca me quedan las dos libres para rodearte la cara
y hacerlo como si fuera el largo beso del adiós

(el)
todo lo que los hace humanos lo hacen fuera de cámara
frente a cámara son amantes de labios carnosos
hechos a medida

pero no hablo de las medidas que te preocupan a vos

(ella)
a mi me enamoran igual las escenas de amor
que son mentira

porque las flores de la plaza no se mecen todas parejas
si hiciéramos un plano detalle de algunas de esas flores
mientras nos toqueteamos
con decencia
en algún banco
se las ve a todas descoordinadas, no hay unísono
como en las películas

tampoco a vos el viento te deja los pelos tal cual los llevaste a la plaza
así tengas kilos de laca se rebela el remolino

o las zapatillas vuelven de la plaza sin la petulancia de los zapatos charolados

pero el director me miente con convicción y yo le creo

(ella, al sentir que no es escuchada como quisiera, finge contracciones, mientras el sostiene su panza como si algo fuera a salir despedido de allí)

(el)
pero cuando yo digo que estás hermosa nunca me crees
así nunca habrá drama realista que nos quede pintado

ponéle que vos llorás porque no me crees
pero ni eso
y si alguien sufre tenemos historia
sino no hay cine

(ella)
yo probé llorar la primera vez que fuiste a comprar helado
pero no tengo la facilidad para el llanto que tienen otras madres primerizas

pienso en las imágenes más tristes que puedo:
en quedarme sin palabras
en que te quedes sin tu sexo
en que muden la heladería y te demores cada vez más en llegar
en todo el papel del mundo ardiendo, comenzando por tus memos en la heladera
en los veinte kilos aumentados y la cara de mi hijo al ver a su madre llevarlo al jardín vestida de pelota
sin embargo no hay caso, no obtengo resultado

(el)
yo pensaría…
en lo poco y nada que te distinguís de lo que espero para mi hijo
o lloraría si no hubiera reencarnación donde te vuelva a encontrar

pensaría en Sor Juana Inés de la Cruz, tan capaz de amar pero tan monja
por qué no, también, en que aumenta el alquiler

(ella)
cuando yo era chica decían que Andrea del Boca
cuando era Celeste, siempre Celeste
era una inversión en gotas para los ojos

(ambos ríen)

(ella)
tengo ganas de que pases los pisos con Glo Cot

(el)
te lo prometo para cuando nazca
o después que cumpla este sueño repentino
que me empieza a rodear, y me voy a dejar caer…

(el se acomoda para dormir. ella canta. tiene una contracción pero la sobrelleva en silencio. cuando se cansa de cantar, empieza a soplar los vellos del coxis de el)

(ella)
soplo el paisaje de tus vellos
mientras vos dormís y yo pretendo que te despiertes
soplo el paisaje de tus vellos para descubrir formas
que se arman sin tu premeditación
y sin mi alevosía
(sopla y sonríe)
recién era esa selva donde crecen plantas poderosas
arrasa el viento
ahora es un bosque calmo donde cualquiera podría quedarse
pero lo cerco, soplo más fuerte y se torna peligroso
nadie que no sea yo, que tengo del viento su misma fuerza,
puede estarse quieta en este paisaje

soplo más fuerte, más
pero el viento anunciaba lluvia
(con sus dedos hace como si algo cayera sobre los muslos de el)
y esta primera piedra, que te despierta

quiero que entre que me hacés y me harás el amor
haya minutos

(el, despertando)
insistís de nuevo

que si me hiciera humo
serías capaz de distinguirme con la nariz
en medio de una humareda inmensa

por eso no soy capaz de negarme
a que mi cuerpo sea un juego didáctico
con el que aprendés a degustar
hasta empalagarte

(ella)
empiezo a sentir una urgencia
que ya no tiene que ver con tu cuerpo
sino con lo que de tu cuerpo me dejaste
para que yo le diera forma
sin que pudieras ver

(comienza a respirar de manera agitada)
te voy a develar nuestra sorpresa

(el, contribuyendo a pujar desde atrás de ella recostada en el piso, es el mismo que le nace como hijo. a partir de ese momento, ellos comienzan a intercalarse los papeles de padre/madre e hijo, siendo el hijo quien juega en derredor de ellos mientras crece, y el padre/madre quien cuida de él recostado en el mismo centro de la escena de antes, observándolo. uno ronda y el otro observa, intercambiándose, excepto cuando se indica)

[QUIEN ESTÉ INTERESADO EN LEER LA OBRA COMPLETA, ME LA SOLICITA POR MAIL]













14.4.07

feligresía

verosímil:
este instante
cuando a gusto crees
lo que quiero que creas


/


vida:
observo mi corporalidad
transcurrir ante la conciencia

12.4.07

perifería

cuatro pasos, no más
habrían alcanzado
pero el placer
es la sintaxis circular
de quien rodea

porque rodeo
entre tu frondosa distancia
ingenio formas de llegar

y no hay marginal que no enternezca

osadía bis

cocino cochino:
a todo lo que preparo
lo rocío con tus jugos

siempre hubo tanto sexo
cuando hicimos el amor

5.4.07

bravía

docere

un maestro a cámara
dice: caza de brujas,
qué contundente

otros corren
y balas,
qué deprimente

termina la persecución donde
quienes hablan indecencias
con balas
y los que no trabajan
a la par
sino corriendo
empobrecen libretistas y libretos




4.4.07

habría

mira de reojo pero mira
igual
con su éxodo de ojos
pudo ver
que el agua se venía
y agarró su cuerpo
y lo mudó al cielo

2.4.07

Invitados de Honor

porque podría decir que
tengo más que muchas terminales sensitivas
o almas
o amigos

(igual, no son tantos como los de Roberto Carlos)

> en esta sección escriben ellos

psicopatía
MAURO CAMBRONERO (embraga en las vocales el cordobés, pero lo quiero)



Refugio buscado
construido
logrado
asegurado,

deserción
de la vida,
dolor borrado
evitado
ocultado
sabor degustado
esperado
lugar acomodado

dilución programada
violenta dispersión
perversa negación
querida
inesperada.

Darte cuenta.

Realidad
cruda
enfrentada
olvidada.

Derrumbe

Necesaria
caída
de la nada
al ser.

Alegría.

Tragedia.

Quedarte absorto
indeciso
inmóvil
temeroso
y el miedo…
y el miedo…
y el miedo…

empatía
FERNANDO KOSIAK (si no fuese otra persona podríamos haber sido yo)

¿Qué marineros son putos?

Míralos bajar de su embarcación.

Jóvenes,
grandes,
portando brazos de acero
los cuales a su vez portan
anclas aceradas,
inscriptas en la piel bronceada.

¿Cuáles son los putos?

¿Aquellos que sacuden sus birretes
mientras acuden en bandada
hasta el prostíbulo,
pidiendo una pieza
en la cual encerrarse,
con una mujer o sin ella,
cambiando las paredes del barco
por estas de ladrillo y concreto?

¿Son aquellos que se zampan las primeras delicias,
los manjares que los más decadentes puestos callejeros
les ofrecen como si de golosinas se tratasen?

¿Son los que piropean quinceañeras?

¿Son los que se embriagan entre blancos brazos pares?

No.

Son aquellos que se alejan cabizbajos de la nave.

Son aquellos que caminan más allá de la mirada.

Son aquellos que buscan placitas con remansos
en las cuales esperar a ese otro marinero aliado,
y disfrutar del viento y los olores que las calles traen.

Son aquellos que buscan lugares íntimos
en los cuales poder agarrarse de la mano.

Son aquellos que no se preocupan, ávidos, por el sexo,
ya que han estado cogiendo sin parar
en las altas horas de alta mar.

insoportablesía
MARIA CECILIA MOSCOVICH (a la realidad le duelen tus ojos, por eso te quiero)

Memoria de Tarifa

En la arena, dormida, está Tarifa.
El tiempo vaga sobre ella
igual que el viento.
El viento viene del mar;
el tiempo también.
Enfrente, clara como mi recuerdo,
brilla África como un continente frío.

El mar es una superficie que baila
con todo el silencio del mundo.

El corazón de Tarifa es una ciudad vacía
Un laberinto blanco de sombra y eco.
Por sus calles de piedra,
en las que penden negros balcones mudos,
todavía andan mis pasos,
los escucho de noche,
entre mis latidos.

De algún modo,
aún no he vuelto de Tarifa.
Me he quedado allí,
abandonada.







31.3.07

compañía

mientras sigues siendo extranjero
ostracista

más de un soldado muerto
en mi patria púbica
fue soberano

***

visitaré Córdoba de nuevo
será tu 1492

manipularme tu mita

y habrás de añorar la libertad
cuando no reinaban mis antojos

30.3.07

picardía

de cualquier forma que me siente, me siento triste
dicen
por el parásito que duerme en mi colchón





felonía

sos más fácil que la mariposa de Roscharch
te apalabran los muchachos enjutos de buen far west,
los que te condenan a pensar una semana sus magras alegorías

aún cuando tus cálculos,
si escaparan de tu cabeza podrían invitarte a cenar,
aún seguís creyéndote liberado

todos los protagonistas en la cencerrada de vos mismo.

agonía

¿De qué manera
recorriendo cuál de tus partes
caen las gotas en Alvear y el Boulevard?

¿Cuánto tiempo te recorre el torso,
y qué hago yo mientras?
¿A qué distancia del piso está
la gota en tu ingle
y demorará más que mi lengua
en llegar hasta tus pies?

¿Te separa el espacio o el deseo
de la humedad de otros?
¿Te separa la certeza o el engaño
de la humildad de otros?

No dijiste nada.
La tristeza hacía peso en tu paraguas.


Todas las libertades son pocas
si son mías
para sus manos.

Aún anidando
palabras de más en sus nimbos
(puede estar)
restando fulgores en sus cúmulos
(puede estar)
o con frontones en sus pasos,
puede estar promoviendo la ternura.

Cuando levantaste esa piedra
del otro lado del mundo
un chino mirando
reía
por cómo nos sobraba el amor.

osadía

investigaciones con dulce de leche

pre - eliminar

Puede que el candor
sea esa parte de la poesía
que nunca me sale.
Cuando crepitan pestañas,
o me acaricias el sexo
pero sin que yo lo diga con esa liviandad,
sino diciendo que mi dermis puede ser extensión de tu alegría.

parte primera: obtención de los materiales

Esa mañana se vistió holgada
y en el camino notó
que generaba rítmica por sus solturas.
La lista de necesidades era enorme
a juzgar por sus ganas de pasear las góndolas.
De aquel volumen de vacuidades,
subrayadas por el algodón,
se pusieron al corriente dos ojos voraces.

Posando su mano sobre el pote plástico
la humedad de otra mano de volumen mayor
la retrotrajo a vaya saber.
Ambos decidimos al mismo momento, el mismo pote.

Las circunstancias se resuelven en forma obvia,
la mayoría de las veces.

Detrás de esas manos habitaban
dos tías ex – alumnas del Calvario,
un pasado boy y girl scout,
el mismo atontarse frente a la hoja que está pasando ahí
y que instante antes estuvo aquí, sobre el pie,
y cerró los ojos para el cosquilleo,
cuya sensación se parece al instante en que la pluma
deposita la punta y recorre
transformándose la zona afectada en una almohadilla de costurera.

El dulce está en la bolsa.
Entre las manos la primera comunión de sudores,
para después de otra mirada la confirmación
que allane el camino
hacia todos los demás sacramentos.


parte segunda: afrenta de cavidades

Los incisivos, cortan.
Los caninos, desgarran.
Los premolares y molares, trituran.
Entre todos te desmenuzan.

Llegado el caso de que
sólo ingiriendo dulce de leche pudiera vivir,
nada más necesitaría de mis dientes
para que sirvan de frontón
sobre el cual se expanda el producto lácteo,
colándose entre ellos,
al estar empujándolo con la lengua.
Con la fuerza exacta para que
la sensación que comience en la encía
corra resuelta y con certeza hacia el hipotálamo.

El pulgar puede tocar al resto,
y ayudarse con ellos.
El índice, más hábil todavía,
decide con cuáles de ellos se queda.
Tienes destreza en los dedos
gracias a esa impronta generacional
que hizo que vos y tus amigas
debieran (necesariamente)
aprender a tocar la flauta dulce.


tercera parte: incorporaciones

La última vez trajo cuchillos.

No lo vayas a poner así
sin untar
que el frío acompasa el espasmo,
pero antes, todo lo que lo anticipa,
hace agua
-dijo.

La Revolución te ha de encontrar armada
apostada en tu cama
donde librarás guerras de guerrilla
con vietnamitas
angoleños
y el vecino infradotado.
Sin distinción de sexo, raza y edad
-pensé.

Qué te conmueve más,
saber que sólo de vos,
al acecho de mis partes pudendas,
depende mi continuidad
o la seguridad de que podés errar la caída
y ponerle punto final al cuento
-interrogué.

Hizo mutis por el foro;
le conmueve que ninguno lo sepa.

*

La toalla mojada
lo que pierde en ligereza
lo gana en precisión,
en efecto.

Memorable será la sorpresa
de tu toalla húmeda
llegando en intervalos imprevisibles.
Yo atado debajo
sin saber cuándo debo defenderme
o cuándo levantar el torso
para acompañar el trayecto de la toalla
antes de llegar al lomo,
y así aminorar el dolor.

*

Probamos a enganchar alfileres con el pellejo
y los apliques te quedan armónicos.
Junto a los tapones de los botines,
bien lustrados,
hacen compossé para la foto.


interludio I

Ella habita un mundo triádico:
A su cama sólo se suben tres unidades apilables como máximo,
si no es día festivo.
Ella, el otro y sus aparatos.
Los aparatos, ella y el gato.
El gato, ella y el otro.
Ella, el gato y sus garras.
El otro, su gato y los aparatos.

Los aparatos y ella, que duerme soñando otras combinaciones.


cuarta parte: fluidos

De tenerla, la tomaría entre mis manos
y haría como cuando tenía cinco
y deshacía paciencias por tener un helado:
La chuparía con la misma fruición.
Diferente del caso del helado sería que ahora,
como no sucedía con las camisas tipo marinero,
a las sábanas las lavo yo.

Y en nada se asemeja a un helado de agua tu eclosión.


quinta parte: el campo de lo erótico

Flexión y las rodillas
antes de la palma de la mano,
para luego los glúteos
y la primera composición ya está lista.
Acompaña mi pie el itinerario de otra pierna
hasta que el maléolo externo se corresponda con el condillo interno del fémur,
de manera que si muevo en círculos
resulta la fricción propia de lo cóncavo y lo convexo.

El movimiento originará calor,
que cesará ni bien encuentres el punto exacto
sin dejar de propagarse en otras formas.

Un balanceo sobre los isquiones
y la fuerza comandada desde tu zona supra-pélvica
es el comienzo de un ir hacia atrás
apoyando lentamente la zona lumbar,
como escala anterior a la cervical,
en un ir sostenido y sin sobresaltos.
Eres accesible a la energía que anhelabas,
un canal abierto al universo vibracional.

No obstante, esto no es erótico.
Es meditación.


interludio II

No me importa que te ausentes
porque podría reconstruirte cada parte
con el back up que tengo en mis papilas gustativas.


colofón

Poco cambió desde que los romanos
se encantaran mirando
el encendido espectáculo de los cristianos y el león,
mientras fornicaban.
Estoy mirando imágenes de la guerra
mientras como dulce de leche junto a Mors
que se mudó a casa, y renta mi pieza.


Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
promiscuo es el Señor, yo sólo soy un instrumento de su gracia